¿Es el pastor Bertucci el ‘enviado de Dios’ para la presidencia?

3
441
views

Comencemos por descubrir quien es el pastor Javier Bertucci, según su blog personal el Pastor Javier Bertucci nació en la ciudad de Guanare – Venezuela, el 16 de noviembre de 1969.

Donde relata que “su vida es impactada con una experiencia con Dios a los 21 años”.

El Pastor Javier Bertucci es fundador de la Iglesia Cristiana de Avivamiento Maranatha Valencia y Director Apostólico de las Iglesias Maranatha en Venezuela.

Este peculiar precandidato a la presidencia ha estado implicado en casos de corrupción como los Panama Papers y que estuvo procesado penalmente en 2010 por el contrabando de 5 mil toneladas de combustible Diesel que sería llevado hasta República Dominicana tras declararlo como un solvente.

Su postulación surgió ‘de la noche a la mañana’ ya que es un hombre que nunca mostró intenciones de vincularse a la política y siempre se mantuvo arraigado a su ministerio y a su misión como pastor, según relata él.

Nicolás Maduro necesitaba un supuesto contrincante para intentar demostrar ante el mundo que los comicios ilegales a efectuarse el 22 de abril tienen un “toque democrático”, un candidato que haga aparentar que las elecciones en Venezuela son “normales”. Así fue como de un momento a otro surgió el nombre de Bertucci.

Y es que causa suspicacia que cuando las elecciones presidenciales no cuentan con las condiciones ni garnatías necesarias, Bertucci decidiera lanzarse como candidato con todo el panorama en su contra. Nadie en su sano juicio se lanza a unos comicios sabiendo que va a perder, a menos que busque beneficiar al régimen.

Durante la predica, Bertucci detiene las citas bíblicas para hablar del significado de las ofrendas y del dinero.  Como tratando de justificarse ante los presentes, recita una lista de todas las actividades de Evangelio Cambia. Y cierra con una frase: “Estamos detrás de algo más que un puñado de dinero. Esta ofrenda se recogió con absoluta libertad.”

En su anuncio como precandidato dijo que, de resultar electo, “el país tendrá que prepararse para escuchar todos los domingos en cadena nacional el mensaje de salvación”.

Los antecedentes del pastor

Que Bertucci se postule como candidato a la presidencia de Venezuela ha causado indignación; muchos aseguran que se trata de un acuerdo con el régimen de Nicolás Maduro para evitar represalias por estar vinculado en los Papeles de Panamá o para que las elecciones queden como un ‘evento democrático’.

Este pastor, desde la mal llamada “Cuarta República” ha participado en grandes desfalcos del patrimonio nacional junto a Nelson Chitty La Roche de COPEI y el mismísimo Henry Ramos Allup de AD.

Mientras que en el caso más reciente de los Panama Papers estuvo implicado junto al Gral. Victor Cruz Weffer quien fue jefe del Plan Bolívar 2000 y FONDUR, y que militó desde su creación en el MBR-200, y con Eudomario Carruyo quien fue exvicepresidente de Finanzas de PDVSA, militante del PSUV y que además es cercano a Rafael Ramirez.

En el estado de la Florida en Estados Unidos, Bertucci es director de una compañía de venta de equipos médicos. Además, a través del bufete Mossack Fonseca el pastor tanteó la posibilidad de ser el presidente de una empresa, valorada en 5 millones de dólares, en un paraíso fiscal, de acuerdo con una serie de correos electrónicos entregados al diario alemán Süddeutsche Zeitung y que han sido consultados para esta investigación.

Más de 370 venezolanos han usado o tanteado la posibilidad de convertirse en clientes de Mossack Fonseca. Según los correos electrónicos filtrados, Bertucci pretendía ser el presidente de Stockwin Enterprises Inc, una compañía creada en Panamá el 3 de enero de 2012, con un capital de 5 millones de dólares, dedicada a la compra-venta de toda clase de insumos, pero en especial a la importación de materias primas del sector de alimentos.

Sin embargo, Desiré Obadia, cliente intermediario de la empresa y la persona encargada de negociar con Mossack Fosseca, niega que la transacción alguna vez se haya completado.

El pastor Bertucci quería estar en mi compañía para que ésta importara la carne y se la vendiera a su empresa nacional. Pero para importar necesitas conseguir licencia de importación y dólares de CADIVI (Comisión Nacional de Administración de Divisas, el ente creado por el estado venezolano en 2003 para administrar las divisas). Nunca se dieron las dos cosas. Si se trae alimentos a dólar libre, no hay Dios que la compre. Explicó Obadia.

De Pastor a empresario.  Socios de dudosa reputación

Tanto su familia, como la de su esposa, está involucrada de una u otra manera con la Iglesia.  Rebeca (su esposa) y Javier son llamados “mami” y “papi” por sus seguidores. Y en sus redes sociales muestran ser una familia unida, cariñosa y sobre todo devota a Jesús. Sin embargo, de los otros negocios familiares no se habla.

Bertucci es, a la par de sus prédicas, un empresario, una faceta que ha desarrollado después de que se convirtió en pastor en 1999. Está involucrado en el negocio de la construcción en el país. La Constructora Bertucci C.A es de su propiedad, y comparte la dirección de la empresa con su cuñado y también pastor Francisco Barrios, y está localizada en San Diego, estado Carabobo, al centro de Venezuela. Según el Registro Nacional de Contratistas, entre sus clientes aparece la Corporación Nacional del Vidrio. C.A y la propia Fundación Maranatha. Así que, si existe algún problema de albañilería en las sedes de la Iglesia, la constructora se hace cargo.

También aparece como director de la empresa Biometrix-Med Equipment Corp, creada en junio de 2013 con sede en Florida y con el objeto de la compra-venta de bienes y servicios. El mando de esta compañía lo comparte con Nicolás E. Aular, empresario venezolano, presidente de las sociedades mercantiles Gallery Aviation INC y Luxury Auto Sales USA INC, y quien en 1998 estuvo detenido e involucrado, según publicara el diario Notitarde en su momento, en un caso de comercialización en territorio venezolano de vehículos importados “de procedencia dudosa”.

En comunicado oficial, luego de la publicación del reportaje, Bertucci negó cualquier vinculación con la empresa en Florida. “Nunca se concretó la participación, cuya intención preliminar era adquirir a través de ella una serie de equipos para diálisis, de segunda mano, que iban a ser importados de Estados Unidos a Venezuela para ser repotenciados, y una vez reparados, serían donados a las comunidades para el uso de pacientes que padecen enfermedades renales en general”, asegura el Pastor.

De acuerdo con los registros de Import Genius, una de las bases de datos de tráfico portuario más grandes del mundo, Bertucci ha importado productos desde Estados Unidos hacia Venezuela. La última importación registrada a su nombre se realizó en enero de 2015 donde recibió manufactura de cerámicas, en Puerto Cabello, a través de la embarcación Port Everglades. Anteriormente habría importado hornos microondas, licuadoras, mobiliario, canillas o grifos de uso doméstico, muebles frigoríficos, entre otros.

Elecciones de mentira

A dos meses de efectuarse los comicios convocados por el chavismo, aún parte de la coalición opositora no ha anunciado si participará o no en las presidenciales.

Mientras que la comunidad internacional ya se pronunció y señaló que no reconocerá los resultados de unos comicios fraudulentos.

Desde el Grupo de Lima, conformado por 14 países, entre esos Estados Unidos, además de la Iglesia católica venezolana y la Unión Europea, han dicho que no reconocen la convocatoria electoral, por lo cual tampoco reconocerían los resultados de la eventual elección, sea quien sea el ganador.

Los partidos políticos en Venezuela saben que si participan en estas elecciones estarían validando un fraude electoral y, además, podría considerarse como una incongruencia más, luego de que admitieran que no existen condiciones para unos comicios libres y transparentes.

Así como el “socialismo del siglo XXI” se ha convertido en una “dictadura moderna”, el modo de hacer trampa y ensuciar un correcto proceso de votación también se ha llevado a cabo de forma “moderna”.

En este caso, si se aprobase la precandidatura de Bertucci por parte del Consejo Nacional Electoral se estaría violando el articulo 227 de la Constitución Nacional que expresa:

Para ser elegido Presidente de la República o elegida Presidenta de la República se requiere ser venezolano o venezolana por nacimiento, no poseer otra nacionalidad, ser mayor de treinta años, de estado seglar y no estar sometido o sometida a condena mediante sentencia definitivamente firme y cumplir con los demás requisitos establecidos en esta Constitución.

Es evidente que el fraude electoral ha estado latente desde hace muchos años, pero recientemente se ha efectuado de manera descarada y visible.

Si todas estas trampas las sumamos al amedrentamiento que existe por parte de grupos armados del chavismo en el momento de las elecciones, a la doble cedulación que permite ilícitamente el doble voto, más la desconfianza que ha generado el CNE; se puede decir que en Venezuela no hay condiciones electorales y que la victoria de Nicolás Maduro será inminente a pesar de no contar con el apoyo de la población.

Si quieres recibir este y otros artículos en tu celular descarga la aplicación Telegram, ingresa a este link https://t.me/ventanarotaweb y dale clic a +Unirme. Desde ese momento estarás informado de todos los nuevos artículos que son publicados.

3 COMENTARIOS

  1. Cuando un siervo de Dios se levanta a batallar. Los demonios salen a ser oposición. Es de esperar que las influencias del mal ya esten alborotadas y asustadas y haran lo posible por dañar a un hijo de Dios, pero mayor es, El que esta con nosotros que el que esta en contra.Dios tiene la última palabra y ¿quien contra Dios?

Deja un comentario