Caso Netflix: Empresas tendrán que reinventar sus servicios

0
490
views

Las compañías tradicionales de distribución de contenidos de entretenimiento, dígase aquellas que ofrecen servicios de televisión por cable, tienen frente a sí grandes retos a superar para su permanencia en un mercado que cada vez se vuelve más competitivo.

Enfrentarse a Netflix, principal plataforma de entretenimiento por internet en el mundo, los obliga a reinventarse a la hora de ofrecer servicios a su cartera de clientes.

Llegará a desaparecer no lo sé, pero si creo que llegará a desplazarlos de forma muy rápida. Sobre todo obliga a los grandes agentes de la industria a reinventarse.

Estas compañías tienen muy poco que hacer para competir frente a este monstruo internacional.

Para mi uno de los mayores problemas de estas empresas es que con el paso del tiempo no han sabido identificar estos nuevos modelos de negocios.

El caso de Netflix es un ejemplo claro de esto, pues aunque muchos se sorprendan, esta plataforma nació en el 1997 ofreciendo alquiler de películas por internet, y 20 años después las empresas que se dedicaban a rentar producciones cinematográficas han desaparecido casi en su totalidad.

No han sabido ver hace cinco años que esto venía y ahora el margen de actuación que tienen es muy pequeño, es decir Netflix nació sustituyendo un modelo y ese era el de alquiler de películas tradicional como Blockbuster.

Es lo que ha ocurrido con el servicio de mensajes cortos o servicio de mensajes simples (SMS) luego de la llegada de WhatsApp donde los usuarios por un tema de ahorro y mejores experiencias han decidido emigrar hacia esta aplicación móvil que ahora es casi indispensable para nosotros.

Muchas veces las grandes operadoras se acomodan en su visión y solo se enfocan en su cuota de mercado y sus clientes fijos, sin ser capaces de ver no solamente a su competencia tradicional, sino a estas soluciones globales que están emergiendo.

Las empresas tienen que estar muy vigilantes, porque de repente llega una solución nueva que se ajusta muy bien a los hábitos de consumo de las nuevas generaciones y le roba el mercado.

Artículo anteriorHenri Falcón podría ser el Pétain venezolano
Artículo siguienteMy American Dream: Un informe de progreso
20 de experiencia en Gestión de Talento en empresas de Recursos Humanos, Consultoría y Seguros con una amplia experiencia en la gestión integral de Gestión de personas incorporando procesos de innovación y entornos tecnológicos. He sido durante 9 años, miembro del Comité de dirección y Director Corporativo de Innovación, Formación y Gestión del Conocimiento en Catenon Executive Search, participando en el proceso de la compañía de salida al MAB. Consultor en PwC y Cap Gemini. Especialista en Ética de los negocios, Tesis doctoral sobresaliente Cum Laude por unanimidad “La situación de la ética en las empresas del IBEX 35: un análisis de la misión, visión, valores corporativos y códigos éticos”.
Compartir

Deja un comentario